Otro artista en la calle

 
 
 
 
 
 
 
28 de Diciembre 2007 – Calle Carlos III, cercano a Plaza de Oriente (Madrid) – 16:10 h.
 
 A menudo, la Vida te colma de sorpresas.
Un día, paseas tranquilamente por las calles de una gran ciudad
como Madrid, frente al Teatro Principal y encuentras a alguien
como él.
Y te paras. Porqué sí. Porque merece la pena.
Porque hay personas creativas y con dones especiales.
Personas que necesitan ganarse la Vida, su Vida, de la mejor
manera o de la única que saben o quieren hacerlo.
Y esa opción me resulta muy válida.
Y ese tiempo en el que paro para ver lo que ofrece,
también es un tiempo válido y disfrutado.
Es un tiempo compartido.
Y merece la pena parar mi ritmo y observar. Detenerme en mi camino
por un instante.
Y esto es lo que ví y sentí.
Y esto es lo que hoy comparto.
 
Espero que os guste tanto como me gustó a mí.
Anuncios

Segundos

 
  Segundos, fue lo que tardé hasta llegar a ti.
  Yacías sobre el suelo. Un suelo frío.
  No acerté a pensar en nada hasta alcanzarte.
  Cogí tu mano y sentí que me mirabas.
  Allí, sin saber el motivo, todo se paró a mi alrededor.
  Otras palabras se hicieron distantes.
  Otras voces, se atenuaban lentamente,
  dejando solo paso al sonido de mis latidos rápidos.
  Segundos eternos manteniendo tu mano entre la mía.
  Un colapso de sensaciones engulliéndome.
  Solo un recuerdo de todo aquello, que hoy parece
  ser solo un mal sueño: la inevitable y maravillosa sensación
  de sentir que lo eres todo para mí.