Caótica existencia

   Recuerdo que aquella tarde, lloré con fuerza 
derramando todas las lágrimas que pude.
   Tengo la vaga noción de haber vivido en
un mínimo instante, todo lo que he sido en
otros momentos. En otras vidas.
   Y recordé todo aquello que hubiera podido ser.
   Que fuí.
   Y te recordé también a ti.
   Todo pareció volver a tener sentido.
   Un sentido coherente, explícito, singular.
   Y recordé qué hacías aquí a mi lado.
   Y recordé quién fuiste y quién eres ahora.
   Y seguiré recordando qué vienes a hacer aquí,
para mantener siempre latente el sentido de este
reencuentro cargado de significado.
   Y el caos, parece haberse difuminado, para
volver a ser un orden extrañamente caótico, hecho
a mi medida, donde todo tiene su lugar y su espacio.
   Y ahora, recuerdo más a menudo.
   Y olvido menos.
   Y ahora, esta existencia conjunta es mucho
más gratificante. Más amable y placentera.
   Ahora, puedes quedarte para siempre a mi lado.
   Estoy preparada.
 
 
 
   
Anuncios

Recuerdos e infancia

   Apenas tengo recuerdos de mi infancia contigo.
   Intento hacer esfuerzos en recordarlos.
   Capturar pequeños instantes significativos.
   Y en ese intento, solo rescato pequeñas
   y breves secuencias de una extraña película
   en la que ni siquiera me siento protagonista.
   Alguien o algo, borró mi memoria en un punto
   estrátegico que hace que no recuerde todo
   aquello que debiera recordar.
   Recordar para saber que sentí.
   Recordar para construir mi propia historia, ahora
   difusa y en interrogantes.
   Recordar, para traerte a la memoria del presente
   como una figura importante en mi crecimiento.
   Recordar para aprender de todos los miedos, que
   en este presente evocan llamadas de un pasado
   no muy lejano.
   Recordar….para recordarte.
 
   A mi padre, allá donde quiera que esté.
 
 
 

Elucubraciones.

   A menudo, mi cabeza se llena por completo de pensamientos.
   Tantos, que no atino a alcanzar con orden uno a uno.
   A menudo, me pregunto si esta generación de sensaciones,
pensamientos, ilusiones, miedos, incertidumbres, alegrías o desdichas,
se generan de igual manera en la mente de los demás.
   Si es algo individual y particular o más bien, forma parte del
colectivo humano.
   Si es la inquietud de mi cerebro quien me transmite tanta actividad:
onírica, intelectual, incluso mística diría a veces, o en cambio,  este
singular hecho se da por regla general en un tanto por ciento elevado
en la población que me rodea.
   Me resulta angustioso pensar, solo por un momento, que mi
mente no pudiera generar cada uno de los reflejos, de los pensamientos, 
de las emociones o conclusiones que genera al día.
   Me asusta que pudiera existir un silencio de intelecto y razonamiento.
   Me despertaría descubriendo que, ese silencio, es capaz de transformar
a las personas.
   Descubriría, por vez primera, que sin pensamientos tan cuantiosos,
yo dejaría de ser la mujer que soy hoy.
    Que pudiera haber estado siendo hasta hoy.
    Y sin embargo, no hay día que no piense en una cosa extraña:
 
   ¿¿No son todos estos pensamientos los que me convierten
     en lo que soy y lo que me distingue de los demás??   
 
 
 
 
 
 
 
 
 
  

T’ensenyaré i te n’aniràs

  

T’ensenyaré i te n’aniràs

Me repites incesantemente.

T’ensenyaré i te n’aniràs

Y, te confieso, que el miedo que me creo es el contrario de tus palabras.

Que yo te enseñe, y que te vayas.

Ese pánico mío al abandono que se resiste a desaparecer.

Ese miedo estúpido a sentirme abandonada.

T’ensenyaré i te n’aniràs

Y yo siempre, con el mismo tono te respondo:

– Nunca me iré.

Y tú, callado, contestas:

– Eso es lo que decís todas.

Y yo, molesta por tus palabras, siempre en plural, te vuelvo a responder:

– Yo, no soy, ni nunca seré "todas".

 

 

 

 

Modelado universal erróneo.

   Una técnica de modificación de conducta muy utilizadas en individuos, para facilitar o fomentar la aparición de conductas deseables es el modelado. Esta técnica consiste en exponer al sujeto o grupo a la conducta del modelo observando lo que éste hace y las recompensas (reforzadores) que reciben modelo y observador cuando realizan la conducta esperada y aceptada.
 
   Mientras estudiaba las diversas técnicas de modificación de conductas que se sugieren en la asignatura de Orientación Familiar del 2º curso de Educación Social, me vino a la memoria un hecho significativo: ¿¿qué sucedería en la población de nuestro país si nos sugirieran que copiaramos conductas de nuestros políticos??, que como todos debiéramos saber, deberían ser ejemplos para nuestra sociedad.  Se me ocurren algunas pautas que seguiría la población…
 
   – a la población le daría por insultarse muy de tanto en tanto, y en público, cuando las distintas ideas fueran contradictorias entre un par, un grupo, un colectivo….
   – la población cada X tiempo, se subiría el sueldo, sin consultar con el resto, por considerar que su trabajo está insuficientemente considerado…(ay!!!! si los políticos cobraran 900 € como el resto de la población ¡¡¡sabrían lo que es hacer magia y sacar de donde no hay!!!)
   – a la población les picaría el gusanillo de invertir en construcción, llevándose por delante terrenos considerados propiedad privada de personas que seguro han estado trabajando toda su vida para poder pagar ese pequeño huerto o casita con terreno, o incluso se llevarían por delante terrenos rústicos calificados como protegidos por su fauna o flora autóctona…¡¡total, a ellos qué más les da!!…
   – a la población no les importaría encarecer alimentos de 1ª necesidad, porque si nos podemos subir los sueldos al nivel que consideraramos oportuno, pues la verdad es que la subida no nos afectaría nada!!! ( a quién les afecta…¡¡no nos importa!!, total, yo ya no gano esos absurdos 900 € !!!!)…
   –  a la población, seguro que ya no les importaría pagar la renta, porque seguro que los políticos, con esos sueldos, son los que menos pagan o más trampas hacen!!!! además, suele pasar que cuanto más tienes para declarar, mejores asesores tienes para ocultar todo lo que en verdad posees. Y hasta seguro que nos devuelven!!!!!…
   – a la población se le daría de lujo MENTIR!!!! tanta promesa incumplida…¿¿cómo llaman a eso??…
   – a la población…
 
 
   …y es que podríamos enumerar un largo listado, de conductas antisociales e inadaptadas que nuestros políticos poseen, que cabe reconsiderar la opción de utilizarlos como "modelos" a seguir.
   Más bien, deberíamos hacer que ellos empezaran a modificar sus conductas a través de modelos que sí son reales en la gente de la calle. En las poblaciones que dirigen.
 
   Y la cuestión es…¿¿quién decide qué individuos o sujetos han de ser objeto de modificación de conductas??, ¿¿quién decide qué conducta es incorrecta o inadecuada, mientras observamos que los que más incorrectos son, nos los intentan ofrecer como ejemplos a seguir??…
 
  Este, mi mundo, es sin duda, el mundo al revés.