Descubriendo

    Cada día, soy capaz de descubrir un poquito más de mí.
 
                   También de ti.
 
   Soy capaz de adentrarme en aquellos pensamientos que, tiempo atrás, decidí alejar de mí. Quizás, para no comprobar lo que ya sé: que en esta perfección, soy irremediablemente, imperfecta.
 
   Y sin embargo, estoy aquí, siendo como deseo ser, alcanzando lo que deseo obtener, modificando mi mundo y envolviéndote en mi pequeño entorno, mitad fantasía, mitad realidad.
 
   Y sobrevives a los constantes ir y venir de mi carácter, de mis impulsos, de mis emociones.
 
   Y mientras sobrevives a los constantes cambios, yo acreciento esta dependencia sublime que me subyuga a sentirme parte de un plan preconcebido.
 
    Ese plan deliberado para dos.
 
   Y ahora que lo sabes todo, es cuando en la cuenta que mis palabras son públicas y veraces.
 
   Que bajo el influjo de las letras, mis pensamientos se desnudan con mayor libertad.
 
   Que si no escribiera, la fuerza de estos escritos huirían sin conocer su existencia, sin permitirme, una vez más, adentrarme en lo que vivo, en lo que siento e inevitablemente, en lo que soy.
Anuncios